SATSE advierte al SAS que el seguimiento de los casos Covid-19 debe recaer en personal sanitario

21 agosto 2020

Imagen: Freepik.com

El Sindicato de Enfermería lamenta la falta de información por parte de la Administración sanitaria sobre la incorporación de 120 nuevos profesionales a las labores de seguimiento de los casos Covid-19 en Andalucía. SATSE propone además al SAS, ante la posible falta de profesionales capacitados para cubrir las labores de control y seguimiento, que se establezcan incentivos para los que realicen estas funciones fuera del horario ordinario de trabajo, una medida que tendría carácter voluntario.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha reclamado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que las labores de seguimiento de los casos de Covid-19 deben recaer en profesionales sanitarios, en lugar de optar por otro personal que carece de formación sanitaria. A juicio de SATSE, en pleno repunte de la epidemia, la labor de control y seguimiento es ahora más fundamental que nunca, motivo por el que se debe garantizar una óptima detección de posibles nuevos casos de personas contagiadas con el coronavirus.

En este sentido el Sindicato de Enfermería ha mostrado su sorpresa por el anuncio del Servicio Andaluz de Salud, mediante una nota de prensa, de la incorporación inminente de 120 profesionales, sin especificar categorías, para reforzar el seguimiento de casos de Covid-19. Dichos profesionales, según el comunicado del SAS, se incorporarán 100 en centros asistenciales de las distintas provincias andaluzas que apoyarán a los profesionales de Atención Primaria en la trazabilidad de casos positivos o el seguimiento de personas en aislamiento en sus domicilios y los otros 20 en dos ‘call center’, que se ubicarán en el Hospital Clínico San Cecilio de Granada y el Virgen Macarena de Sevilla.

Una vez más, denuncia el Sindicato de Enfermería, la Administración sanitaria andaluza ningunea a los representantes de los trabajadores a los que no se les ha facilitado de forma previa ningún tipo de información sobre estas incorporaciones, sus funciones, las categorías profesionales a las que se ofertarán o la duración de los contratos.

Ante la necesidad de reforzar la labor tanto de seguimiento como de detección de nuevos posibles casos de personas contagiadas, SATSE demanda que profesionales sanitarios, preferentemente enfermeras o fisioterapeutas, sean los encargados de esta importante labor en el ámbito de Atención Primaria por su capacitación y experiencia, en lugar de optar por otro personal que carece de formación sanitaria, ya que no ofrece garantías ni seguridad al respecto. Por este motivo, desde el Sindicato de Enfermería han advertido que estará vigilante sobre la ejecución de estas nuevas contrataciones.

Incentivos

De otro lado, el Sindicato de Enfermería ha propuesto al SAS que, ante la posible falta de profesionales capacitados para cubrir las labores de control y seguimiento de casos Covid, se establezcan incentivos para los que realicen estas funciones fuera del horario ordinario de trabajo, una medida que tendría carácter voluntario y que se debería ofertar en primer lugar a los profesionales que actualmente están desarrollando estas funciones en Atención Primaria.

Y es que, en este sentido, ha rechazado la insistencia del SAS en afirmar que más de 8.000 enfermeras de Atención Primaria están realizando labores de seguimiento de casos Covid en la Sanidad andaluza. En la actualidad, tal y como constatan los datos recopilados por el Sindicato, la plantilla la conforman sólo 4.900 enfermeras de Equipos Básicos de Atención Primaria y gestoras de casos y 996 enfermeras y enfermeros en los Dispositivos de Apoyo, motivo por el que es materialmente imposible que se cuente con más de 8.000 profesionales para esta labor.

Además, como detalla el Sindicato de Enfermería, las enfermeras y enfermeros de Atención Primaria hace tiempo que han sobrepasado sus funciones ya que se les obliga a compaginar con su labor asistencial diaria en los centros de salud con las labores de control y seguimiento del coronavirus, coordinan actuaciones y detectan casos Covid en los centros socio sanitarios y residenciales, son las encargadas de la identificación de los pacientes de riesgo en el plan frente al calor y, de cara al curso escolar, desde la Junta de Andalucía se pretende que 2.500 enfermeras se “activen para asesorar sobre las medidas frente a la pandemia a los colegios andaluces”.

Por todo ello, finaliza SATSE, recordando al Gobierno andaluz de la importancia de reforzar los centros de salud, en especial adecuando las plantillas que se encuentran en una situación deficitaria, para poder hacer frente de manera segura y con todas las condiciones y garantías a las necesidades asistenciales actuales y evitar además que se genera una saturación de los centros hospitalarios derivada de una mala respuesta desde el ámbito de la primaria.