SATSE se opone a la creación de una Subdirección de Enfermería en Salud subordinada a un Educador Social

15 febrero 2019

El Sindicato de Enfermería reitera que la nueva Dirección General de Cuidados Sociosanitarios debe ser ocupada por una enfermera o enfermero, al ser los únicos profesionales con competencias en la dirección, evaluación y dirección de cuidados. SATSE considera un desprecio la propuesta del Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, de crear una Subdirección de Enfermería subordinada a la Dirección General de Cuidados, medida planteada en una reunión con los Colegios de Enfermería.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha mostrado su firme oposición a la propuesta del Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, de crear una Subdirección de Enfermería dependiente de la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios, para cuyo cargo se ha designado a un educador social. SATSE ve en esta propuesta un desprecio a la labor de enfermería otorgándole un papel subordinado cuando los únicos profesionales con competencias en la dirección, evaluación y dirección de cuidados son las enfermeras y enfermeros.

En este sentido, SATSE explica que ante el rotundo rechazo mostrado por el nombramiento, publicado ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del educador social José Repiso para el cargo de Director General de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería, el Consejero de Salud ha propuesto, en una reunión con colegios profesionales, crear una Subdirección de Enfermería que, en este caso sí, estará a cargo de un profesional con dicha titulación y capacitación enfermera, pero subordinada a la figura del educador social.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería no puede más que lamentar, una vez más, que desde la Consejería de Salud se traslade la idea de la enfermería como una profesión dependiente de otros colectivos y que realiza labores subordinadas, nada más lejos de la realidad asistencial, como así lo acreditan los pacientes y ciudadanos cada vez que se les pide su opinión al respecto, y generando dudas sobre su capacidad para asumir nuevos roles competenciales.

Más lamentable aún, subraya SATSE, es que el Consejo Andaluz de Enfermería y los Colegios Profesionales de Enfermería de Andalucía asuman con tanta docilidad esta decisión que, a juicio del sindicato, es una nueva humillación para las enfermeras y enfermeros de Andalucía.

SATSE entiende que se está despreciando la capacidad gestora y de cuidados que tiene la profesión enfermera, puesto que es la enfermería la que engloba el rol en su totalidad que requiere la recién creada Dirección de Cuidados Sociosanitarios y por tanto, nuevamente, manifiesta su rechazo más enérgico a este nombramiento, ya que este cargo debe ser ocupado por una enfermera o enfermero.

SATSE expone que la enfermería extiende sus funciones, y está presente en los más diversos ámbitos: Social, Sanitario, sanidad privada, sanidad pública y como gestores son los responsables del plan de cuidados, coordinan el trabajo de otros profesionales, y participan en la distribución de recursos asistenciales y sociosanitarios. Al mismo tiempo sirven de apoyo al cuidador no profesional, considerado también como población diana de los servicios sanitarios. Todo ello lo realiza con plena autonomía profesional y por tanto sin necesidad de subordinación en la toma de decisiones. Además mejora la relación coste/efectividad, ya que minimiza la fragmentación de los cuidados, optimiza la coordinación de las actividades y se evitan la duplicidad de servicios y pruebas.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería termina reiterando su exigencia al Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía que reconsidere la designación de José Repiso para el cargo de Director General de Cuidados Sociosanitarios, responsabilidad que debería recaer en una enfermera o enfermero al ser los profesionales sanitarios que pueden dar una mejor respuesta a las necesidades de cuidados y atención que conlleva el progresivo envejecimiento de la población andaluza y el aumento de la cronicidad, la pluripatología o la dependencia.

De igual forma, y ante la intención mostrada por Aguirre de mantener nuevas reuniones con las organizaciones colegiales, SATSE ha recordado al consejero que sigue siendo el sindicato mayoritario en la Mesa Sectorial de Salud de Andalucía y representante de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas y, inequívocamente, debe estar presente en cualquier reunión en la que se negocie el futuro de la profesión en busca del beneficio de los pacientes y la sociedad andaluza en su conjunto.

Noticia relacionada>> SATSE rechaza el nombramiento de un educador social como Director General de Cuidados de la Consejería andaluza de Salud